>
CONTENIDOS
ORÁCULO DE DELFOS
KRISHNAMURTI-descarga sus obras
LOBSANGS RAMPA-descarga sus obras
CASTAÑEDA-descargar sus obras y más...
ARTÍCULOS ASTROLÓGICOS
DESCARGAS
VIDEOS
TALLERES y CURSOS
LINKS AMIGOS
MI PERFIL
AGRADECIMIENTO DE DONACIONES
Curso de Consultor en Astrología dictado por Judith Wizenberg
Servicios de Astrología a Distancia
PAGINAS AMIGAS
DEL CIELO Y DEL INFIERNO-JACOBO BOEHME (1575-1624)
DICCIONARIO GRIEGO CLASICO/ESPAÑOL
PLATON
TABLA DE DIGNIDADES
ZODÍACO EN REPOSO-regencias por decanato
EL NÚMERO AUREO
DIBUJANDO LA PIEDRA FILOSOFAL
HERMES, EL MENSAJERO DE LOS DIOSES
FORMULARIO DE CONTACTO
HOROSCOPO DIARIO
EFEMERIDES
CALCULO DE TU ASCENDENTE
LILITH- LA LUNA NEGRA
EL MITO DE CAIN Y ABEL-por Judith Wizenberg
EL DON DE LA PROFECÍA-por Nestor Echarte
ANTISCIOS Y CONTRAANTISCIOS EN SINASTRÍA-por Judith Wizenberg
LOS EGIPCIOS Y EL FIRMAMENTO-de Gustavo Adolfo Canals
ANÁLISIS DE LAS REGENCIAS EN ASTROMÉDICA- Juan Trigo
LA CORRESPONDENCIA ASTROLÓGICA
LA SOLEDAD INTERIOR
MUTACIÓN DE CELULAS CEREBRALES POR MEDIO DEL DISCERNIMIENTO
SISTEMAS DE DOMIFICACION ARABE-Juan Trigo
EL NUMERO AUREO EN EL UNIVERSO ASTROLOGICO
COMPONENTES DE UNA CARTA NATAL
QUE ES LA CARTA NATAL por Jerónimo Brignone
NÚMEROS COMPLEJOS Y TIEMPO IMAGINARIO-G.A. CANALS
EL MACROBIOS Y EL MICROBIOS-Gustavo Adolfo Canals
FECHAS GEMELAS-HUGO BONITO
MARTE EN LA CARTA NATAL-JUDITH WIZENBERG
DIOSES GRECO ROMANOS
SATURNO MITOLOGICO
FECHAS GEMELAS Y ECLIPSES-HUGO BONITO
ARGENTINA Y EEUU -PREDICCIONES HUGO BONITO
ASTROLOGÍA Y SISMOLOGÍA. -por Néstor Echarte-
CONFIGURACIONES UNIVERSALES HACIA EL 2010.
LOS CICLOS DE SATURNO-PLUTON
URANO EN PISCIS
PLUTÓN EN CAPRICORNIO
EL ASTRODRAMA-J.brignone
LIBRO DE MASHA ALLAH
SABIDURÍA INNATA Y SABIDURÍA ADQUIRIDA-René Guenon
EL MITO
LAS LLAVES Y SU SIMBOLISMO- Néstor Echarte.
PUNTOS MATEMÁTICOS -nodos, vertex, lilith, punto vernal
PLANETAS RETRÓGRADOS ,KARMA- Andrea Biondo.
INGRESE EN LA ERA DE ACUARIO... SEA SOLIDARIO... TOME LAS ARMAS...- Néstor Echarte
LA CONSPIRACION DE ACUARIO- Néstor Echarte
MARTE Y SU SIMBOLISMO PSICOLÓGICO POR Judith Wizenberg
CLIMA EXTREMO, gran tráfico mundial y aves migratorias.-Boris Cristoff
LA ATLÁNTIDA -Boris Cristoff
HISTORIA Y EVOLUCIÓN de la Astrología -Alejandro Christian Luna
EL HECHO ASTROLOGICO. De la física cuántica a la espiritualidad -Alejandro Christian Luna
MEDICINA ALTERNATIVA Y COMPLEMENTARIA
ESTADÍSTICA DE VISITAS
HIMNOS HOMERICOS Himno XVIII A HERMES
FASES LUNARES
I CHING ONLINE
LIBROS BUDISTAS
Plutón: una re-visión del Infierno-Enrique Esquenazi
La memoria en la Astrología
Las 7 Profecias Mayas
VER PELICULA Gandahar - René Laloux 1987
SANDRO, tránsito de su fallecimiento
EL PROBLEMA DE LA TRASCENDENCIA Y EL PROBLEMA DE SER Y TIEMPO Martin Heidegger
LA VISIÓN DIONISÍACA DEL MUNDO Friedrich Nietzsche
Prometeo y el Arte de robar el Fuego PROMETEO, El Titán
Teoría del Caos desde la Terapia Gestalt
LOS OCHO CIRCUITOS DE CONCIENCIA (de Timothy Leary)
el tiempo es sólo una ilusión
El misticismo en la mecánica cuántica
El Universo de los Fosfenos
El simbolismo de la araña
PLANETAS Y SUS SIGNIFICADOS Y ATRIBUCIONES
ECLIPTICA Y ZODIACO. LATITUD Y LONGITUD ECLIPTICAS
PATOLOGIA PLANETARIA -INFLUENCIAS DESARMONICAS SOBRE EL CUERPO HUMANO
TIPOS DE ASTROLOGÍATIPOS DE ASTROLOGÍA
EL Juramento del Astrólogo
Cosmos y Psique: una crítica-E.Eskenazi
La sombra oscura del ego-Eckhart Tolle
TALLER DE PASES MAGICOS
ASTROCHAT
LA DEPRESION: COMPARACIÓN ENTRE LA GESTALT Y OTROS PUNTOS DE VISTA
PROGRAMA PROGRAMA CRUZ DEL SUR V 4.2
Espagiria Básica
Sobre la Etiología de los Espíritus
Física Cuántica
Magia y Física
Diccionario de los Olvidados
Diccionario del Psicopompo
El tambor chamánico
LA REGENERACIÓN DEL TIEMPO
Divorcio constelaciones y flores
Las Plantas Son Activamente Inteligentes
EL RAYO DEL CAOS DIRIGE TODAS LAS COSAS
EL NECRONOMICÓ
Cómo Puede Transformarse el Cerebro a Sí Mismo
EL PODER MÁGICO DE LAS PIRÁMIDES
Principios de la Radiestesia
Las 5 mentiras que se están contando sobre el terremoto de Japón
CARTA NATAL
Video-El carácter y la casa IX
ENCUESTA-Te hiciste una carta natal?

LOS AUTORES DE LOS ARTÍCULOS TIENEN MAIL, SE AGRADECE NO REPRODUCIRLOS SIN AUTORIZACIÓN PREVIA DE CADA AUTOR.
ANÁLISIS DE LAS REGENCIAS EN ASTROMÉDICA- Juan Trigo

ANÁLISIS DE LAS REGENCIAS EN ASTROMÉDICA de Juan Trigo

 

 


En esta comunicación, me gustaría abordar uno de los temas que, a mi juicio, nos dejan más decepcionados y con una mayor sensación de vacío a la hora de intentar cualquier diagnóstico astromédico, o sea predecir en qué partes, órganos o sistemas del binomio anatomía/fisiología va a somatizar este o aquel cuadro psíquico y de qué forma lo va a hacer, en otras palabras, qué enfermedad va a producir y como va a desarrollarse.

Para ello voy a partir de dos postulados tradicionales como son:

  • Los signos zodiacales rigen la anatomía.
  • Los planetas rigen la fisiología.
  • Las casas son el punto de expresión y causa de las acciones planetarias.
  • Los aspectos son las relaciones entre las energías.
  • Las configuraciones aspectarias determinan qué tensiones van a provocar la somatización que andamos buscando para desvelar la causa de la enfermedad.
Y una vez fundamentado en estos postulados voy a introducir dos supuestos principales o esenciales con los cuales compondré el análisis de las regencias:
  1. Cualquier parte, órgano o sistema del cuerpo humano es en si mismo un conjunto de partes que puede abordarse bajo las mismas analogías simbólicas zodiacales con que analizamos el todo, teniendo en cuenta precisamente las leyes que presiden las correspondencias simbólicas.
  2. La regencia planetaria correspondiente a una parte, órgano o sistema es una regencia compuesta, es decir susceptible de ser analizada según la simbología de todos los planetas. En otras palabras, aunque un órgano determinado venga regido por un planeta concreto, sus partes lo serán por tantos planetas como correspondencias simbólicas podamos discernir.
El primer supuesto se basa en la ley de analogías de los ciclos dentro de los ciclos, y de la reproductibilidad de las partes respecto del todo. Principio universal que puede aplicarse a cualquier cosa o ente existente.

El segundo supuesto se fundamenta en que las correspondencias simbólicas que presiden las regencias planetarias se basan en la naturaleza específica y propia de casa planeta, como personajes bien definidos de un guión.

El primer supuesto nos habla de la línea evolutiva de los 12 signos como un todo integrado y global que tiene un origen, Aries, y un final Piscis, y entre cuyos extremos se desarrolla el camino de los demás signos de forma ordenada y consecuente. Y que además, por la ley de correspondencias, tal desarrollo dodecanónico, puede aplicarse a cualquier manifestación de lo existente, ya que la simbología, como el sistema métrico decimal o cualquier idioma o lenguaje no es más que un conjunto de códigos de que nos valemos para expresarnos; el código del 12, o ciclo zodiacal, se emplea para traducir la ley de correspondencias al plano de la vida y modelos de comportamiento humanos.

Por lo tanto podemos analizar cada uno de los sistemas u aparatos del cuerpo humano como un todo, a pesar de que exprese en si mismo una función específica y por tanto atribuible a una particular regencia planetaria.

Por ejemplo, aunque el aparato digestivo pueda estar regido principalmente por la Luna, en su función básica de nutrición, tenemos que cada una de sus partes vendrán regidas por otros tantos signos zodiacales. O mejor dicho, más que sus partes, las distintas etapas en las que puede dividirse su función fundamental. Así, el primer ataque de los alimentos por medio de la digestión bucal, con sus fermentos y acto de masticar correspondería a una función de inicio típicamente ariana, no solo porque es la primera función que sufre el alimento sino por la presencia de los fermentos, típicamente marcianos, y por la acción de cortar y triturar de los dientes, aunque estos vengas regidos básicamente por Saturno. Seguiría con la formación del bolo alimenticio, aglomeración integral de sustancias primarias, no procesadas aún, y que puede contener elementos alimenticios o no, y por lo tanto podría corresponder a una regencia de Tauro, en su aspecto de masa primaria integral que es la base natural donde irán a profundizar los agentes transformadores (por oposición escorpiniana), y además presenta connotaciones estéticas, ya que gracias al ataque bucal podemos captar el gusto y aroma de los alimentos y por lo tanto cargarnos de ese tipo de energía pránica. En fin, seguiríamos por la transmisión geminiana a través del esófago, hasta llegar a la cavidad del estómago, típicamente de cáncer, etc., hasta que por último cuando han terminado todos los procesos de refinación y selección, y las sustancias han sido depuradas para que el cuerpo pueda asimilarlas pasan a través de las paredes del intestino en un sutil proceso de difusión osmótica, que nos recuerda muy bien resonancias piscianas.

De modo que a la vista de la carta natal de nuestro paciente si intentamos hacer un primer diagnóstico de las causas reales de problemas digestivos que padece, y nos damos cuenta de que hay conflictos regidos por el signo de Aries (ya sea en este signo o por causa de su regente Marte, ya sea como signo del ASC o de VI o XII), podría invitarnos a sospechar que la causa profunda de que la persona padezca malas digestiones subyace en una deficiente digestión bucal. La naturaleza específica de los aspectos nos indicaría de qué tipo es esa deficiencia, un Marte afligido nos indicaría debilidad en la secreción de los fermentos, una cuadratura Marte/Mercurio nos indicaría precipitación al masticar y no dar tiempo a una completa digestión bucal, por ejemplo de los hidratos de carbono, etc.

Para seguir con ejemplos, si detectamos aflicciones en o regidas por el signo de Leo, entonces tendríamos que focalizar nuestra atención en el Plexo Solar y en su complejo transporte de emociones que genera al estar ubicado a medio camino entre el tercer y cuarto chakra. Si el estómago como cavidad o cuna donde se reciben los alimentos que han de procesarse viene regido por Cáncer, el Plexo, centro neurálgico de las emociones provocadas por lo cotidiano, enfrentadas entre nuestra necesidad de lucha por la vida y nuestra capacidad de amarla, viene regido por Leo como centro de síntesis, y al mismo tiempo como puente en el proceso digestivo, que marca el paso del estómago al intestino, de Cáncer a Virgo, o mejor dicho el difícil proceso de la digestión estomacal para pasar al duodeno, sufre fuertemente la influencia de los estados emotivos centrados en el plexo. De ahí la gran importancia que tienen las emociones en la digestión. Y así en adelante.

Otro ejemplo de etapas cíclicas de una función fisiológica nos lo podría dar el sistema circulatorio, para lo cual tendríamos que empezar por considerar cual es el inicio del proceso circulatorio, que ciertamente no es el corazón, ya que este simplemente es el centro de bombeo de la sangre. En efecto, este sistema anatómico nos proporciona una imagen muy clara del carácter cíclico de los 12 signos zodiacales, según el cual un ciclo sucede al otro, es decir Piscis de un ciclo da paso a Aries del siguiente. Así, los haces capilares en sus extremos terminales donde el intercambio entre la sangre arterial y la venosa se produce por difusión, vendrían regidos claramente por Piscis, para dar paso en los haces pulmonares al inicio de la sangre nueva, donde identificaríamos la regencia de Aries, etc. Así, en los haces pulmonares la sangre se renueva, empieza pues un nuevo ciclo, etc.

De los ejemplos anteriores y del análisis que podríamos hacer del resto se infiere que en la práctica las regencias anatómicas tradicionales corresponden con la realidad, pero no es suficiente, podemos profundizar mucho más. Por ejemplo es muy corriente que en las personas de fuerte personalidad capricorniana padezcan de las rodillas, pero no solamente padecen de las rodillas. Podríamos decir que ahí tienen la expresión de su punto más débil pero el resto de la carta nos da la clave para diagnosticar el cuadro completo de dolencias. Y así con todos los signos.

Creo necesario aprovechar este momento para recordar, aunque solo sea por una vez, que no podemos diagnosticar, ni siquiera esos puntos básicos de sensibilidad anatómica, basándonos únicamente en el signo solar o el del ascendente, por importantes que estos sean y aunque respondan en la práctica a una gran mayoría de casos. Hay que contemplar la Carta Natal como un todo y realizar el inevitable pero necesario ejercicio de respiración mental Análisis-Síntesis, para acertar. He dicho antes "de fuerte personalidad capricorniana", no he dicho "de ascendente Capricornio", aunque en una gran cantidad de casos pueda ser así.

Es necesario aquí, recordar al Profesor Jacinto Gibert, cuando en su libro SATURNO, nos hace hincapié en la necesidad de considerar muchas veces en el análisis astrológico la asociación de cada signo zodiacal con su planeta regente. Por ejemplo, a la hora de abordar un diagnóstico respecto del tejido óseo tendremos que pensar no solamente en la calcificación, propiamente saturninas, sino en la estructuración, cualidad típicamente capricorniana.

En la figura 1 hemos tratado de ilustrar una descomposición de la anatomía humana como un todo con algunos de sus sistemas y aparatos. La idea básica sería que, aunque el esqueleto venga regido por Saturno y la musculatura estriada por Marte, las zonas sucesivas del cuerpo humano vendrían descompuestas según la evolución de zodiacal. Pero esto debe ocurrir no solamente con estos dos sistemas, cosa que parece claro, sino con los demás también, como hemos indicado en los ejemplos del aparato digestivo y el sistema circulatorio, e igualmente podríamos hacer con el sistema linfático, respiratorio, etc.

Quiero ahora ir un poco más lejos en este análisis para tratar de discernir en el caso de un órgano concreto las relativas regencias de sus partes, y lo voy a hacer para el caso del ojo. Como todos sabemos no sirve de gran cosa saber que el ojo derecho viene regido por el Sol y el izquierdo por la Luna, por poner un ejemplo burdo de lo que hemos creído recuperar de la tradición. Digo que hemos creído, porque probablemente los antiguos sabía mucho más de lo que a nosotros nos ha llegado. Y para abordar este análisis voy a basarme en la función específica de cada una de sus partes asociándola a los correspondientes significados planetarios.

En primer lugar repasemos estos significados.

SÍNTESIS DE LAS ACCIONES PLANETARIAS


 
EL SOL
LA LUNA
  • Energía vital básica 
  • Energía de síntesis 
  • Corazón 
  • Centros vitales
  • Conjunto biológico receptivo 
  • Reparto de nutrientes 
  • Reparto de aguas, sistema linfático y primera digestión
MERCURIO
  • Transmisión de
  • impulsos. 
  • Conductos respiratorios que facilitan el paso del aire 
  • Las manos en su función de realizar o explicar
  • Sistema nervioso como transmisor de información
  • Discriminación alimenticia en los intestinos

 
 

VENUS
MARTE
  • Procesado visceral de estímulos 
  • Eliminación de toxinas y residuos 
  • Sangre Venosa 
  • Riñones 
  • Inmunología específica 
  • Impulso vital, acción. 
  • Aporte de oxígeno 
  • Sangre arterial 
  • Fermentos 
  • Musculatura estriada 
JÚPITER
 
SATURNO
  • Procesos de regulación 
  • Expansión y engorde 
  • Hígado y Páncreas 
  • Regulación intestinal
 
  • Procesos de control 
  • Desecación y cristalización 
  • Esqueleto y piel. 
  • Tejidos de sostén.
URANO
NEPTUNO
  • Sistema nervioso , reflejos 
  • Intuición 
  • Impulsos 
  • Percepción consciente 
  • Procesos de cambio hormonal
  • Difusión capilar y linfática 
  • Sensibilidad. 
  • Procesos de ósmosis 
  • Percepción inconsciente 
  • Difusión de la enfermedad
PLUTÓN
  • Concentración de sustancias tóxicas.
  • Procesos de persistencia visceral 
  • Genitales y la defecación 
  • Procesos de putrefacción






Con todo lo cual podemos abordar, en el caso del ojo, y en el de cualquier otro órgano, el problema de las regencias del siguiente modo:

 

La cornea cuya función principal es la de proteger el conjunto del ojo y es además la parte más dura, estaría regida por Saturno. Los músculos orbiculares cuya función es similar a la de un músculo de fibra estriada estaría regida por Marte. El iris, cuya función es la de regular el paso de la luz, estaría regida por Júpiter. La retina, lugar de impresión de la imágenes podría estar regida por Venus, en su función de elaboración de sensación estética. El humor acuoso por la Luna, etc.

 

Desde el diagnóstico sencillo de unas cataratas como aspectos de Saturno a la Luna, por el efecto concentrador de éste sobre aquella, hasta cuadros clínicos más complejos como el glaucoma, etc., tendríamos que predecirlos a base de descomponer el ojo en sus funciones y asociarlas a las regencias planetarias correspondientes. Un cuadro resumen podría ser el siguiente:

Figura 2: Un esquema del ojo con las regencias asociadas a sus partes.

Como es evidente, podemos ir mucho más lejos en el análisis y descomponer todavía más. Ejercicio que puede resultar relativamente evidente con solo tener en cuenta la esencia simbólica que preside los significados planetarios. En este sentido tenemos dos caminos, o escribir un análisis detallado de estas regencias, lo cual nos llevaría componer gruesos volúmenes de anatomía astrológica, o aplicar las ideas expuestas aquí en cada Carta Natal que necesitemos diagnosticar. Probablemente se escriba ese grueso volumen algún día, pero de momento yo prefiero aplicar ya las ideas expuestas en la práctica de la consulta diaria.

 

En cualquier caso lo que acabo de plantear no es más que una puerta de entrada a una de las grandes necesidades de la astromédica actual, que es la Investigación. Parece que la tendencia va en este sentido, es decir, que médicos y astrólogos trabajen conjuntamente para irle dando forma a esta rama tan importante de la astrología, y que parece ser era a lo mejor la más importante en la antigüedad, cuando las astrología era una disciplina fundamental y cuando no se concebía que nadie fuera médico sin ser antes astrólogo.

 

Para terminar esta breve aportación, me gustaría recordar, a título de apunte, cual es el trabajo básico que realizamos en astrología médica, y que consiste en determinar en la Carta Natal los siguientes aspectos.

  • Propensión a la enfermedad.
  • Trayectoria. Degeneración o curación Ataques agudos o crónicos.
  • Causas u Origen psicosomático de las enfermedades.
  • Vías de curación. Actitud y defensas.
Sinópticamente:

Para abordar cualquiera de estos apartados hemos de recurrir al análisis de las regencias, el primero para detectar las debilidades, es decir los elementos orgánicos que van a soportar las somatizaciones. Sabemos que el principio de la enfermedad consiste en que el cuerpo carga con la absorción de las contradicciones mentales, y lo hace en forma de enfermedad, o lo que es lo mismo manifestando los desequilibrios emocionales en forma de perturbaciones en el natural fluir de los mecanismos biológicos. En el segundo nos fijaremos en el análisis de aspectos tensionales, para predecir como evolucionará tal o cual dolencia y cuales van a ser sus consecuencias. Aquí tenemos que analizar la configuración global de aspectos y qué tensiones planetarias se producen en la carta y cómo están repartidas. El tercer punto se refiere a la causa general, global y también descompuesta en partes del origen de toda enfermedad. En este punto hemos de estudiar la manifestación de esas tensiones por casa y por regencia de las casas, para encontrar las causas profundas dentro del complejo mecanismo del Yo. El cuarto apunta a las descargas puntuales que aparecer cuando las tensiones han alcanzado su máximo. Es decir, por medio de las defensas temporales, o enfermedades crónicas, ejemplificadas principalmente por los contenidos de la Casa VI, y por las defensas permanentes, o enfermedades crónicas, mostradas por los contenidos de la XII. Y por último tenemos la finalidad de la astromédica, determinar cómo puede la persona defenderse y curarse. En este último punto estudiamos las potencialidades del individuo, es decir, para lo que esta realmente hecho, cual es su armonía fundamental, frente a lo que la vida le exige y frente a las desarmonías con que se encuentra a su alrededor. Este estudio tiene por objeto tratar de liberar al individuo de una buena parte de sus complejos de culpabilidad por la vía de analizar cual es la situación a la que su entorno le ha llevado. Es decir si ha de desarrollar una actividad que no le es propia, no por ello ha de sentirse inferior, simplemente que él no esta hecho para aquello. O en otras palabras, si la vida le hubiera llevado a realizarse según sus propias y específicas potencialidades, seguramente no se sentiría inferior, sería eficaz en su trabajo o cometidos y disfrutaría con ellos. Aquí juega un papel primordial el Sol, por posición y aspectos, como la representación del Adulto o del Yo superior, frente a la Luna, como representación de las corazas o autoimágenes emotivas del niño, que nos impulsan a jugar un rol de supervivencia que fue indispensable en etapas de la niñez, pero inútil o perjudicial para el adulto. Y también juegan un papel preponderante los planetas personales, Mercurio, Venus y Marte, como virtudes propias, frente a los condicionantes sociales y exigencias del entorno, ejemplificadas por el papel del par Júpiter/Saturno, y más profundamente frente a los condicionantes profundos de la experiencia del niño, indicadas por Urano, Neptuno y Plutón. Para aventurar una síntesis de la funcionalidad de las energías planetarias podemos hacerlo por medio del siguiente cuadro de síntesis:

Por último, para completar lo hasta ahora dicho me gustaría sintetizar también un enfoque acerca de la propensión a la enfermedad y sus significados astrológicos básicos, y podríamos hacerlo según el siguiente esquema:

Los cuadros anteriores se completan con la regencia básica de los tipos de enfermedad según las cualidades zodiacales, que podríamos sintetizar en los dos cuadro siguientes.


 
 

Llegados a este punto nos vemos conducidos retroactivamente a la esencia de las enseñanzas astrológicas como libro básico de explicación de todo lo que acontece, ejemplificado por la Ley de Correspondencia que, siguiendo la línea de síntesis esquemática que nos hemos trazado, podríamos resumir como:

 

 

 

No queremos extendernos innecesariamente hacia caminos que a lo mejor no sean del interés específico de la audiencia que hoy nos escucha, y preferimos ya dejar paso al coloquio para seguir los vericuetos que en el día de hoy sean los más útiles. Muchas Gracias.

 

JUAN TRIGO
 
 

 

Nota editorial:

 

A quien esté inrteresado en profundizar en este tema le recomendamos el libro del mismo autor ANALISIS DE LOS ASPECTOS ASTROLOGICOS, que acaba de aparecer ya en el mercado, y cuyo comentario se hace en las páginas de esta revista.

 
 

 
 
 

Juan Trigo



Pasean en la Página 142033 visitantesBIENVENIDOS!!